DAVICA CONSULTORES

Liquidación de empresas

Liquidación de empresas

 

Liquidación de empresas, otra alternativa al tradicional concurso de acreedores.

El proceso para disolver y liquidar una empresa es una operación compleja que cuenta con diversos requisitos y pasos que deben seguirse.

La disolución de empresas implica la extinción de las mismas, o lo que es lo mismo: su desaparición del tráfico jurídico.

Es la solución más recomendada cuando se quiere cerrar un negocio y cesar su actividad de forma definitiva. Una vez terminado el proceso de liquidación, también cesarán las obligaciones de la empresa.

Nuestro grupo de expertos sabe como conseguirlo. DAVICA CONSULTORES pone todos los medios disponibles al alcance de todos aquellos que lo necesiten, brindando asesoramiento personalizado, confidencial y acorde con su situación empresarial.

¿ En qué consiste?

Una vez acordada la disolución, se abre el periodo de liquidación de la sociedad, cuyas características principales son:

 

  • Se mantiene su personalidad jurídica, pero suspende la actividad ordinaria de la empresa.
  • Con la apertura del periodo de liquidación, el Administrador de la misma cesa en su cargo y dejan de ser los representantes de la sociedad. Se nombran en el mismo acto los liquidadores de la sociedad, que asumen todas las funciones de los administradores.
  • Las personas encargadas de llevar a cabo este proceso de liquidación y representar a la sociedad, son los liquidadores designados en los estatutos o nombrados por la Junta General.
  • Las principales obligaciones de los liquidadores son, entre otras, velar por la integridad del patrimonio social en tanto en cuanto no se produzca su reparto. Formular inventario y Balance Final, realizar las operaciones necesarias para la liquidación, percibir los créditos sociales y pagar las deudas sociales, llevar la contabilidad y custodiar los libros y documentación de la sociedad, informar a los socios y acreedores del proceso de liquidación, etc.
  • La sociedad que se encuentre en esta fase deberá añadir a su razón social la expresión “en liquidación”.
  • La finalidad del periodo de liquidación, es el reparto del patrimonio social resultante de la misma entre los socios, una vez han sido cobrados los créditos pendientes y se han pagado las deudas de la sociedad.

Pasos para la liquidación

Una vez acordada la disolución, se abre el periodo de liquidación de la sociedad, cuyas características principales son:  

 

  • Se mantiene su personalidad jurídica, pero suspende la actividad ordinaria de la empresa.  
  • Con la apertura del periodo de liquidación, el Administrador de la misma cesa en su cargo y dejan de ser los representantes de la sociedad. Se nombran en el mismo acto los liquidadores de la sociedad, que asumen todas las funciones de los administradores.
  • Las personas encargadas de llevar a cabo este proceso de liquidación y representar a la sociedad, son los liquidadores designados en los estatutos o nombrados por la Junta General.
  • Las principales obligaciones de los liquidadores son, entre otras, velar por la integridad del patrimonio social en tanto en cuanto no se produzca su reparto. Formular inventario y Balance Final, realizar las operaciones necesarias para la liquidación, percibir los créditos sociales y pagar las deudas sociales, llevar la contabilidad y custodiar los libros y documentación de la sociedad, informar a los socios y acreedores del proceso de liquidación, etc.
  • La sociedad que se encuentre en esta fase deberá añadir a su razón social la expresión “en liquidación”.
  • La finalidad del periodo de liquidación, es el reparto del patrimonio social resultante de la misma entre los socios, una vez han sido cobrados los créditos pendientes y se han pagado las deudas de la sociedad.

Pasos para la liquidación

Las operaciones de liquidación de la sociedad, de acuerdo con aquello establecido en sus Estatutos sociales, y la legislación aplicable, se llevaran a cabo por parte de los liquidadores a partir de un Balance e Inventario de la sociedad de la fecha de disolución, y realizaran aquellas operaciones pendientes y necesarias para la liquidación:

  • Cobro de los créditos de la sociedad

  • Pago de las deudas de la sociedad

  • Enajenación/venta de los bienes de la sociedad

  • Cualquier otra necesaria para realizar la liquidación de la sociedad

En los tiempos de dificultad económica es necesaria una rápida decisión y actuación por parte de las personas que tienen empresas a su cargo. De esta forma, ante una inminente situación de falta de liquidez para pagar a sus acreedores, evitará la disminución en el activo de la empresa. Es muy importante que se tenga en cuenta que cerrar una empresa cuesta dinero, por tanto no es recomendable esperar hasta el último momento para tomar tales decisiones, pues el tiempo apremia. 

Davica Consulting SL 
Telefono: 910882774
Correo electronicoinfo@davicaconsultores.com
Dirección: Paseo de la Castellana 121 1ºD 28046 Madrid

Davica Consulting SL Telefono: 910882774 Correo electronicoinfo@davicaconsultores.com